RÍO CAÑETE: SIEMPRE ES INTERESANTE VISITAR LUNAHUANÁ Y DISFRUTAR DE SU BELLEZA

«Lunahuaná, rinconcito cañetano, pedacito del Perú..», dice parte de las letras de una de las tantas canciones del trovero Ezequiel Luyo, popular «Cheque» dedicado con mucha nostalgia a su lar que lo vio nacer…

 

Siempre es interesante visitar Lunahuaná. Y hoy estuvimos en esta centenaria «pintoresca y hermosa villa», acompañando a la Dra. Rosana Kuperman en un acto estrictamente proselitista sobre su participación como candidata al consejo regional por Fuerza Popular.
Observar su paisaje, contemplar su majestuoso río, rememorar el pasado de Incahuasi, visitar sus bodegas, brindar sus exquisitos vinos y saborear su rica gastronomía, se hace común en el viajero.
La presencia de las «venecas», tampoco ha sido ajena en esta ciudad, puesto que con sus bellezas y encantos, ofertan diferentes productos de los establecimientos comerciales donde brindan sus servicios.
El avance vertiginoso de edificaciones nuevas, la apertura de grandes establecimientos comerciales y el incremento de los visitantes, han fomentado la informalidad y la inseguridad que si no es controlada a tiempo, puede traer secuelas negativas en la zona.
En menos de seis meses fallecieron tres ciudadanos en el río Cañete, producto de la negligencia de las autoridades de Lunahuaná y el Gobierno Regional – según expresa – que no supervisan a las agencias que brindan servicios de canotaje.
De las 30 agencias que existían en Lunahuaná, hoy superan los 60. Y con ella surge la oferta y la demanda; los viajeros optan por lo barato y le salen caro porque carecen de guías o ayudantes e improvisando a jóvenes sin experiencia durante el paseo por el río.
El alcalde Félix Villalobos y la gerente de Turismo del GORELI, Martell, tienen que solucionar estos inconvenientes, puesto que ya se escuchan voces que han entregado licencias y certificados «como volantes», sin cumplir con los requisitos que exige la ley.
«No se debe matar la gallinita de los huevos de oro. Nadie está en contra de tal o cual persona o empresa. Pero, las autoridades deben supervisar y exigir que se cumpla con la documentación porque se trata de vidas humanas», expresó uno de los representantes de los canotajes, Edmundo Huamán quien tiene 15 años en esta actividad y siempre ha alzado su voz de protesta por la supervisión de la seguridad en el río Cañete.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*