REFLEXIONE SEÑOR ALCALDE DE CAÑETE Escribe: Víctor Hugo Cárdenas Torres Registro N°0811 del Colegio de Periodistas del Perú

Desde 1,973, ejerciendo Docencia y Decencia en el Periodismo Peruano.
La noche de ayer martes 08 de Enero de 2019, escuché la entrevista que realizó el periodista Martín Ayllón Pinto al novel alcalde provincial de Cañete, Segundo Díaz de la Cruz. Cuando el periodista le pregunta ¿por qué renunciaron Benito Cervantes Quiróz y Víctor Hugo Cárdenas Torres? el burgomaestre contestó:»el Contralor me notificó que los funcionarios que debía contratar tenían cumplir con el perfil requerido para cada cargo, por ello, no se concretaron dichas incorporaciones».
Lo primero, lo de la notificación es cierta, tanto así que la mayoría de los convocados políticamente por el alcalde no reunían los citados perfiles. Razón fundamental por lo que no podía designarlos a través de una resolución, originando que se inmovilice el aparato municipal, restringiendo la atención al público usuario por varios días.
Lo segundo, no es cierto, por cuanto, tanto Benito Cervantes como el suscrito, contamos con registro de nuestros respectivos colegios profesionales que nos habilita para ocupar cargos jerárquicos en la administración pública y privada. En mi caso personal, hace algunas décadas fui NOMBRADO en el Instituto Superior Tecnológico de Cañete, lugar en que laboré un tiempo y luego me retiré voluntariamente porque me limitaba el ejercicio periodístico.
Desde aquel tiempo nunca más acepté cargos en la función pública, hasta que Segundo Díaz me pidió insistentemente que lo acompañe por un tiempo prudente en su gestión municipal. Le aclaré que yo tengo trabajo permanente con la empresa privada y que iba a hacer un supremo esfuerzo adicional para apoyarlo, siempre y cuando me otorgara autonomía en la elección del equipo de trabajo para la Oficina de Imagen Institucional. Con ese compromiso, acepté de buena fé, con el propósito de coadyuvar a forjar un Cañete mejor, como tantas veces lo había conversado con Segundo.
En este contexto, lo ayudé desinteresadamente, gratuitamente, en el proceso de transferencia municipal así como en la ceremonia protocolar de su juramentación. Sin embargo, el primer día útil de trabajo, me envió (léase imposición) algunas personas que no reunían las mínimas condiciones para trabajar en tan difícil área. Busqué que conversar con el alcalde para exigir el cumplimiento del compromiso que asumió, sin embargo, se hizo inubicable, se me dijo que andaba de viaje en viaje. Por otro lado, los equipos de audio y video de la Oficina de Imagen Institucional que entregó operativos mi amigo Carlos Quiñones, de pronto, «extrañamente»dejaron de funcionar, con lo que me vi «atado de pies y manos» para elaborar los cambios de portal y edición de notas de prensa, entre otras labores propias del cargo.
Por otro lado, expresé mi pleno desacuerdo con la convocatoria de foráneos para ocupar los cargos estratégicos de la administración municipal, marginando a los profesionales cañetanos.
Razones principales por lo que me vi precisado a presentar una misiva DECLINANDO a la invitación del alcalde, devolviendo el cargo a la Secretaria General Sra. María Mendieta, a quién le debo mis respeto y reconocimiento por su cordialidad en el trato. Misiva en la que insto a Segundo Díaz a superar los visibles yerros de inicio de gestión y le deseo éxitos en su periodo gubernamental.
Jamás acepté, no acepto, ni nunca aceptaré que se utilice el honor de las personas para satisfacer intereses creados, clientelaje político y/o cualquier modalidad que vayan en desmedro de los genuinos intereses del pueblo de Cañete. Me reservo otros detalles, en aras de una sincera reivindicación con el soberano pueblo que es el que elige de buena fé a sus gobernantes.
Hay que cumplir el compromiso electoral:»Primero el Pueblo, Segundo el Alcalde»

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*