«DESEMBARQUEN» EL PRESUPUESTO EN CERRO AZUL… Por Vladimir Rojas.

El 2018 dejó en suspenso la construcción del Desembarcadero Pesquero Artesanal en Cerro Azul. Fue en su último trimestre, que el Gobierno Regional de Lima, suscribió un convenio con FONDEPES, a fin que esta última viabilice la ejecución de tan importante obra, ante la mirada atenta de los lobos de mar (pescadores artesanales).
Diez años atrás, en agosto de 2008, se suscribía en Lima, el primer convenio para que PERU LNG asuma el costo de los estudios. El trabajo que realizó dicha empresa fue deficiente, y las decenas de observaciones, sólo retrasaban el inicio de una obra esperada por décadas, pero ahí no quedaría la componenda para aplazar la inversión solicitada.
Los primeros meses del 2018, todo se encaminaba a que DICAPI (Dirección de Capitanía y Guardacostas) apruebe la viabilidad sobre la zona costera dónde se realizaría dicho proyecto, pero resulto incoherente que la citada autoridad solicitará un informe sobre la titularidad de predios aledaños al proyecto que se quería poner en marcha, se supone que ellos manejan el material catastral nacional marítimo; ahí había otros intereses ajenos al desembarcadero, pero se subsanó el impase.
Durante décadas creímos que los predios aledaños eran de propiedad privada, pero no era así, eran de dominio público (hubo una ex autoridad que se opuso al proyecto, al compás de su falso propietario). Seguidamente el Ministerio de Producción calificó como favorable el estudio de impacto ambiental.
Dada la complejidad final de la obra, a fines de setiembre de 2018, el Ministerio de Producción suscribe el último convenio con el Gobierno Regional de Lima, dónde esta última transfiere 8 millones, y FONDEPES asumirá la diferencia de los 34 millones que constituyen el costo real de tan importante obra en la provincia de Cañete.
Qué tienen que lograr nuestras autoridades en las siguientes semanas, pues desembarcar dicho presupuesto. Por ejemplo, que Ricardo Chavarría, en vez de enviar a su secretario a ejercer funciones que no le competen a Cañete, tome la iniciativa de comunicar a FONDEPES el cumplimiento de dicho convenio.
La Ley que declaró de interés nacional el Desembarcadero de Cerro Azul, debe obligar a Percy Alcalá a desempolvar un presupuesto que no sólo debe quedar en papeles, más aún si ahora sabemos que se ha declarado como técnico en conseguir presupuestos, y no ser político.
Estos temas son los que debe liderar en su reclamo nuestra autoridad provincial, en vez de crear circulares que ni sus propios funcionarios entienden. Por su parte, la autoridad edil de Cerro Azul debe ratificarse en el compromiso por la administración y mantenimiento de tan importante obra.
AHÍ ESTA LA FUENTE PARA CRECER Y FOMENTAR RIQUEZA, RICARDO CHAVARRÍA TIENE QUE ACTUALIZARSE Y CENTRARSE EN ELLO.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*