¿ELECCIONES FRAUDULENTAS EN EL COLEGIO DE ABOGADOS DE CAÑETE?

Escribe: HORACIO HINOSTROZA – ASESOR LEGAL

Este último sábado 30 de noviembre del 2019 se llevó a cabo la elección del Decano del Colegio de Abogados de Cañete (Periodo 2020-2021), para ello, hubo después del cierre y escrutinio de las actas y antes de la proclamación del ganador, ciertos reclamos en cuanto al procedimiento para la votación y una gran discusión sobre la mayoría absoluta, debido a que iniciado ya el periodo de elección con fecha posterior se modificó el término común mayoría absoluta, con una definición dada para mayoría simple, por lo que pasamos a detallar lo siguiente:
Teniendo como referencia nuestro sistema parlamentario y, por extensión, en cualquier órgano colegiado público o privado, se dice que es necesaria la mayoría absoluta cuando la votación sobre un asunto sometido a su consideración requiere, para su aprobación, una mayoría igual o superior a la mitad más uno del número total de miembros del órgano en cuestión, sean o no éstos asistentes a la sesión del mismo.
Asimismo, la Vigésima Primera Edición del Diccionario de la Lengua Española define lo que se entiende por mayoría absoluta y relativa (común). La mayoría absoluta es definida como la que consta de más de la mitad de los votos, y la relativa como la formada por el mayor número de votos, no con relación al total de éstos, sino al número que obtiene cada una de las personas o cuestiones que se votan a la vez.
Para mejor entender cito a Guillermo Cabanellas que en su Diccionario de Derecho Usual define a la mayoría calificada como la exigida por encima de la mayoría absoluta. Agrega que está mayoría se reserva para decisiones importantes, en que no se quiere exponer a una precipitación o un apasionamiento momentáneo la actitud, quizás irrevocable, de un grave asunto. Ejemplo: se entiende por mayoría calificada cuando para suspender o vacar a un alcalde se requiere de 2/3 del número legal de sus miembros.
Que, del análisis de sobre los tipos de mayorías, podemos concluir indubitablemente en las siguientes definiciones:

MAYORÍA SIMPLE. – Se exigen más votos a favor que en contra de las personas presentes en una elección determinada de un órgano. Caso del Colegio de Abogados de Cañete: la definición dada para mayoría absoluta, corresponde a una mayoría simple, pues, solo se requiere de la mitad más uno de los asistentes y/o sufragantes. Ejemplo:
HABILITADOS = 447 / ASISTENTES = 353 / MAYORÍA SIMPLE = 177

MAYORÍA ABSOLUTA.- Es la que se obtiene del voto favorable de la mitad más uno de la totalidad de las personas que forman un órgano con independencia de que estén presentes o no. Caso del Colegio de Abogados de Cañete: El reglamento de elecciones establecía que, en esta primera votación para la elección, la lista ganadora debía obtener mayoría absoluta, es decir, para el caso en concreto la mitad más uno del número total de sus miembros. Ejemplo:
HABILITADOS = 447 / ASISTENTES = 353 / MAYORÍA ABSOLUTA = 224

MAYORÍA CALIFICADA.– La normativa regula casos excepcionales para este tipo de mayorías. Por ejemplo, para elección de Defensor del Pueblo se requiere 2/3 del número total de miembros. Ejemplo:
HABILITADOS = 447 / ASISTENTES = 353 / MAYORÍA CALIFICADA = 298
Lo que quiere decir, es que las reglas de juego establecidas desde inicio de las elecciones para el Decano del Colegio de Abogados de Cañete, determinaba que la lista ganadora tenía que tener mayoría absoluta.
Dichas reglas de juego fueron modificadas 4 días antes de la elección, pues el Comité Electoral estableció que: “cuando se refieren a mayoría absoluta, se entienda a la mitad más uno de los sufragantes”.
Es decir, lo que estaba regulado en el Reglamento Electoral era obvio, y los que lo modificaron sabían que no iban a lograr una mayoría absoluta, y no tuvieron la mejor idea que utilizar la definición de mayoría simple, disfrazada de mayoría absoluta, con el afán de poder obtener una victoria amañada y direccionada.
Ahora: ANALICEMOS EL ESTATUTO DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE CAÑETE, Y LAS PRERROGATIVAS DEL COMITÉ ELECTORAL
El Título VIII – Capítulo I, regula lo referente al órgano electoral – del comité electoral, cuyo artículo 69º expresa “La junta Directiva constituirá un comité electoral conformado por tres de sus miembros, designando entre ellos al presidente 60 días antes del proceso electoral para elección de la nueva junta Directiva del CAC”, asimismo, el artículo 70º fundamenta “El comité electoral se encargará de organizar, dirigir y controlar el proceso electoral conforme al Estatuto y al Reglamento Electoral. Su encargo finaliza con la proclamación de la nueva Junta Directiva luego de realizado el escrutinio”.
Ahora, citamos el artículo 82º que preceptúa “…La Junta Directiva aprobará el reglamento de elecciones el que solo podrá ser modificado con anticipación no menos a 60 días de la fecha del proceso electoral…”, luego tenemos el artículo 89º que literalmente reza “Si alguna de las listas no hubiera alcanzado mayoría absoluta, se realizará una segunda votación entre los dos que reúnan el mayor número de sufragio. Este segundo evento se llevará a cabo la segunda semana de diciembre inmediata, siguiendo las pautas referidas de los artículos precedentes, exceptos a los que se refiere a la mayoría, la que será simple…”.
Del análisis del propio Estatuto del Colegio de Abogados de Cañete, que no puede ser modificado por el Reglamento Electoral, pues es la base para el desarrollo del proceso electoral, HACE UNA DISTINCIÓN ENTRE MAYORÍA ABSOLUTA Y MAYORÍA SIMPLE. Lo que quiere decir que para la primera convocatoria de elección se requería mayoría absoluta (La mitad más uno de sus miembros), de no ser así corresponde una segunda con mayoría simple (La mitad más uno de los sufragantes y/o asistentes al sufragio).
Así también, el Comité Electoral no está facultado para modificar el Estatuto ni el Reglamento Electoral, pues este solo organiza, dirige y controla el proceso electoral conforme a los documentos antes mencionados (art. 70º del Estatuto del Colegio de Abogados de Cañete).
A TODAS LUCES HA EXISTIDO UNA CONTRAVENCIÓN A LAS NORMAS QUE REGULAN EL RÉGIMEN INTERNO DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE CAÑETE, CONVIRTIENDO DESDE UN ANÁLISIS LEGAL, UNAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS, EN ACTOS VIOLATORIOS Y DIRECCIONADOS PARA FAVORECER A UNA LISTA QUE SUSPICAZMENTE SABIA QUE NO LLEGARÍA A UNA MAYORÍA ABSOLUTA.

TÉNGASE EN CUENTA:
A todo esto, corresponde citar el Manual para Organizar Elecciones en Colegios Profesionales elaborado por la ONPE, como marco supletorio que tiene un carácter de Transparentar las elecciones y no afectar los procedimientos establecidos y las reglas de juego ya planteadas desde que inician las elecciones, es por ello que corresponde citar el Principio de Inmutabilidad de las Normas el cual establece que “Una vez convocado el proceso electoral, no se podrán modificar las normas electorales”.
UN COLEGIO DE ABOGADOS QUE NO RESPETE SUS PROPIOS ESTAMENTOS Y UN DECANO QUE HA GANADO ARBITRARIAMENTE, SON EL REFLEJO DE QUE LA FORMA DE LLEGAR AL PODER NO IMPORTA, LA COSA ES CONSEGUIR EL OBJETIVO TRASGREDIENDO NUESTRA PROPIA NATURALEZA INSTITUCIONAL.
A reflexionar colegas abogados de la supuesta lista ganadora, según el Comité Electoral que los Proclamo. Dije: ¡que gané la democracia!, pero nunca pensé que habían existido tantas irregularidades en cuanto al cumplimiento de los procedimientos…

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*