MINISTERIO PÚBLICO ESTARÍA INCURRIENDO EN UNA SERIE DE INFRACCIONES…

Así lo señala, el abogado e integrante de la sociedad civil, Miguel Fernández Valencia, tras acompañar a las autoridades a supervisar el área destinada para el relleno sanitario del distrito de San Vicente.

En el lugar también se constató que no se cumple con la posesión mediata (cuando esta una inversión de por medio) y la posesión inmediata (cuando esta la cama, cocina, ropa tendida, etc. de quienes supuestamente viven en el lugar)

Al lugar acudieron autoridades y Sociedad Civil, para observar in situ los terrenos de Cañete que, de manera viciosa, hoy son desconocidos por la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN) y prácticamente puestos a merced de los traficantes de tierras que operan en la zona sur del distrito capital.

Desde el km 154 de la antigua carretera panamericana sur, el destacado abogado y ex regidor de la comuna provincial, instó a los representantes del Ministerio Público a constatar de manera inopinada que en la zona donde funciona el botadero municipal del distrito de San Vicente, no existe posesión mediata, ni inmediata de parte de quienes ilegalmente pretenden apropiarse de los predios de propiedad del Estado peruano.

“Los miembros de la sociedad civil hemos constatado, que, si hubiera alguna posesión, esas son, simplemente para cubrir una apariencia”, continuó diciendo.

Fernández Valencia acentuó que, el Ministerio Público como operadores del derecho y titulares de las investigaciones, están en el deber de confrontar cada documento, muchas veces fraudulentos, que ingresan a sus oficinas.

Al margen de una serie de infracciones en la que estaría incurriendo el Ministerio Público, debido a su pésimo desenvolviendo en este tema, Fernández Valencia, exhortó a la ciudadanía a dejar la apatía y alzar su voz de rechazo contra quienes pretenden proteger los bolsillos de unas cuentas personas que no tienen ningún derecho sobre las tierras de Cañete.

Por ultimo – dijo que es lamentable que por ahí existan, uno que otro cañetano, que esté celebrando la reciente resolución de la SBN, llevados por su enfermiza animadversión hacia la autoridad de turno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*